Los inversionistas mas grandes de la historia

 LOS INVERSIONISTAS MAS GRANDES DE LA HISTORIA HAN CAUSADO UN ANTES Y UN DESPUÉS EN LOS MERCADOS.

 

Para muchos la historia puede ser un poco tediosa, pero existen grandes ventajas de conocer las filosofías y procedimientos ejecutados por algunos empresarios, en esta oportunidad Abriendo Horizontes Inversiones, S.L.U. trae un pequeño resumen de personajes célebres.

 

Benjamín Graham (1894-1976)

Benjamín Graham, gracias a su estrategia de inversión basada en el análisis financiero de las empresas para invertir en bolsa, logró ganar mucho dinero tanto para él y su familia como para sus clientes, es principalmente conocido por ser el mentor de Warren Buffett. Lo que menos gente sabe es que se le considera como el padre del value investing, lo que le ha valido la mención de figura más influyente del siglo XX.

Perfeccionista por naturaleza, dedicaba su tiempo a analizar minuciosamente el estado financiero de las empresas que le resultaban atractivas. Si el precio de la acción era muy inferior al que él consideraba el valor intrínseco de la empresa, entonces consideraba que era apropiado invertir en dicha acción pues existía un cierto margen de seguridad. Revendía las acciones una vez que el precio de la acción era cercano o superior al valor intrínseco de la empresa, momento en el cual pasaba a otra empresa cuyas acciones valían menos que el valor intrínseco, y así sucesivamente.

Philip Fisher (1907-2004)

Philip Fisher, dedicado a inversiones growth stocks, es decir acciones de empresas que tienen un fuerte potencial de crecimiento y que se puedan mantener a largo plazo.

Fisher, para detectar una buena oportunidad de inversión buscaba empresas que estuvieran en pleno crecimiento y tuvieran unas buenas perspectivas de expansión. Le interesaban particularmente las empresas de tecnología y, en concreto, las grandes empresas que tuvieran un precio justo respecto a su valor intrínseco además de amplios márgenes de beneficio y que estuvieran comprometida con la investigación y el desarrollo de nuevos productos. También atribuía mucha importancia al estilo de gestión de los directivos de la empresa. 

Fisher por lo tanto buscaba las mejores acciones de crecimiento, en las cuales invertía pronto y las mantenía durante décadas. Ello hacía que tuviese una cartera concentrada pues tan sólo tenía acciones de unas pocas empresas pero que eran de muy alta calidad. Llamaba a esta manera de invertir «gangas estadísticas» (statistical bargains).

Al igual que Graham, Fisher también ganó mucho dinero en bolsa para sí mismo y para sus clientes durante más de 70 años.  Una de sus inversiones más exitosas fue Motorola, cuya acción compró en 1955, casi 40 años antes de que aparecieran los primeros teléfonos móviles. Cuando falleció en 2004 aún tenía las acciones de Motorola en cartera, lo cual demuestra que Fisher invertía a muy largo plazo.

John Templeton (1912-2008)

John Templeton fue un gran filántropo, en 1939, compró 100 acciones de todas las empresas que cotizaban en la Bolsa de Nueva York por menos de $1. Al hacer esto creó una cartera de 104 empresas por un valor de $10.400.

Al cabo de 4 años, 34 de las empresas en las que había invertido habían quebrado. Sin embargo, las otras 66 habían crecido significativamente. Ello le permitió revender su cartera por $40.000, realizando así una muy importante plusvalía. Este experimento le permitió darse cuenta de la importancia de la diversificación y de invertir en el mercado en su conjunto, a raíz de lo cual creó el primer fondo de inversión moderno.

Mediante su estrategia de inversión de comprar barato y vender caro consiguió hacer mucho dinero a lo largo de toda su carrera como inversor. Su inversión más exitosa fue en Japón en 1960, pero también ganó mucho dinero invirtiendo en China y Rusia. 

$10.000 invertidos en el fondo de crecimiento de Templeton en 1954 se habrían convertido en más de dos millones de dólares en 1992.

El éxito de su fondo de inversión es precisamente lo que le valió el título del «mejor selector de acciones del mundo del siglo XX», atribuido por la prestigiosa revista Money.

Greldine Weiss (1926-2022)

Geraldine Weiss, conocida como la dama de los dividendos, escogía las acciones en base a los dividendos que distribuían las empresas. Más concretamente, compraba las acciones cuando los dividendos de una empresa estaban cerca de máximos históricos y las vendía cuando los dividendos estaban cerca de los mínimos históricos.

Ninguna firma de Wall Street quería contratarla para un puesto más alto que secretaria a pesar de haber estudiado finanzas en una prestigiosa universidad estadounidense. Por lo tanto, en 1966 decidió crear su propia revista sobre inversiones. La llamó «Investment Quality Trends», y gracias a ella popularizó su estrategia de inversión basada en dividendos. Sin embargo, no fue hasta mediados de los 70 (cuando ya había demostrado con creces que su estrategia de inversión era muy rentable) cuando empezó a firmar con su nombre de pila en vez de únicamente con sus iniciales, pues anteriormente tenía miedo de volver a ser discriminada por ser mujer.

Weiss no sólo fue pionera en la inversión en bolsa en base a los dividendos de las acciones, sino también por ser mujer en la comunidad de asesores financieros. El mundo del análisis y asesoramiento financiero era exclusivamente un mundo masculino hasta la llegada de Weiss, quien fue la primera mujer en obtener la licencia de consejera en inversiones y publicar una revista con consejos bursátiles.

Durante toda su carrera contribuyó en numerosas revistas especializadas tales como Barron’s, The Wall Street Journal, Fortune, Forbes y The New York Times. Ello demuestra el interés que suscita su estilo de inversión en dividendos.

Desde el 2000, una de las listas de la revista IQT que ella fundó (la «Lucky 13 list») ha recomendado una cartera de acciones que ha obtenido una rentabilidad más de dos veces superior a la del S&P500, incluso en fases de mercados bajistas.

John Bogle (1929-2019)

John Bogle es el fundador de The Vanguard Group, una de las mayores gestoras de activos del mundo. Vanguard ofrece una amplia gama de productos financieros de gran calidad e interés a precios (comisiones) muy competitivos.

Bogle ha triunfado invirtiendo en bolsa de manera extremadamente sencilla y evitando estrategias complejas resume su estilo de inversión en las siguientes reglas básicas:

1. Escoge fondos con comisiones bajas (llamados fondos low cost)

2. Valora cuidadosamente el valor añadido de un asesor financiero

3. No sobreestima la rentabilidad pasada de un fondo

4. Utiliza la rentabilidad pasada de un fondo únicamente para determinar su constancia y riesgo

5. Ten en cuenta el tamaño de los fondos

6. No inviertas en demasiados fondos

7. Invierte en una cartera de fondos y mantenla a largo plazo

George Soros (1930)

El filósofo George Soros, huyó de Hungría, su país natal, perseguido por los nazis. Estudió en la prestigiosa London School of Economics, para lo cual tuvo que trabajar de camarero y de porteador en una estación de trenes para poder costearse los estudios.

En 1992 Soros ganó mil millones de libras en un sólo día (conocido como el miércoles negro). El gobierno británico se vio obligado a retirar la libra esterlina del Mecanismo Europeo de Cambio («European Exchange Rate Mechanism») puesto que era incapaz de mantener a la libra por encima del límite inferior pactado. En los meses anteriores a ese evento, Soros había acumulado una gran posición en corto frente a la libra (es decir, había apostado que su valor caería), con lo cual cuando ésta cayó, él gano muchísimo dinero. Es por eso que es conocido como «el hombre quebró al Banco de Inglaterra».

Además de este gran éxito, Soros ha estado a la cabeza del fondo Quantum. Durante el tiempo que él gestionó directamente el fondo, obtuvo un retorno medio anual de más de 30%. Esto le sitúa entre los mejores gestores de fondos de la historia con más de ocho mil millones de dólares de los cuales ha destinado grandes cantidades a distintos proyectos para ayudar a los más necesitados.

Warren Buffett (1930)

Warren Buffett , compró su primera acción con 11 años e hizo su primera declaración de la renta a los 13. Al día de hoy está a la cabeza de Berkshire Hathaway, que controla a más de 60 empresas.

La filosofía de inversión de Warren Buffett es el value investing, recomienda sólo invertir en empresas que se entienden y comprar sus acciones baratas, ser paciente y esperar a obtener elevados retornos. Es un clásico inversor a largo plazo, siendo quizá su mejor inversión Coca-Cola, cuyas acciones mantiene desde hace décadas.

Al igual que otros inversores de esta lista, Buffett es una persona muy generosa. Ya ha dado 32.000 millones de dólares de su fortuna a obras de caridad, y tiene previsto dar mucho más puesto que en su testamento ha indicado que quiere que el 99% de su fortuna vaya destinado a obras benéficas.

 

Vamos mas allá de la historia, la experiencia, y el conocimiento.
Te damos atención personalizada en tus operaciones porque
somos especialistas en COMPRAVENTA de EMPRESAS.